La aragonesa que recuperГі a las hijas entre las menores sobre Ceuta “AГєn me faltan 3”

La aragonesa que recuperГі a las hijas entre las menores sobre Ceuta “AГєn me faltan 3”

Marta MarГ­a viajГі desde Tarragona a El Tarajal an indagar a las menores, criadas en Marruecos. SueГ±a con reunir al resto de las hijos, dados en acogida desde hace aГ±os de vida

Marta, con sus 2 hijas en su villa de Tarragona. (Alejandro Requeijo)

La vida le ha hexaedro a Marta MarГ­a de los ГЃngeles la segunda oportunidad. SerГ­В­a la fГ©mina espaГ±ola que la semana pasada recorriГі el estado entero en carro, desde Tarragona a Ceuta, al enterarse sobre que las hijas sobre 13 asГ­В­ como 14 aГ±os de vida estaban dentro de los cientos de menores que habГ­an cruzado a nadando la limite. Las encontrГі en la nave industrial de El Tarajal contiguo a decenas sobre niГ±os. A. estaba dormida asГ­В­ como T. se habГ­a escondido bajo de la mesa, cubierta por la frazada. “Estoy viva por ellas, No obstante no estamos todo el mundo, aГєn me faltan otros tres”, dice.

Marta, sobre 49 aГ±os, y no ha transpirado las niГ±as encarnan la sobre tantas historias de la Гєltima crisis con Marruecos, en su caso, con final oportuno. La semana despuГ©s, intentan emprender una nueva vida juntas por segunda oportunidad. Aunque las tres nacieron en Zaragoza, las pequeГ±as han vivido desde que deben manejo de justificaciГіn en la poblaciГіn marroquГ­ sobre Castillejos con su pater asГ­В­ como la parentela sobre este. Dentro de ellas, hablan en ГЎrabe por motivo de que las pequeГ±as apenas saben espaГ±ol. “No obstante son maГ±icas como yo”, aclara su origen con un acento entre aragonГ©s desplazГЎndolo hacia el pelo rifeГ±o.

* En caso de que ves de manera correcta el mГіdulo de suscripciГіn, haz click acГЎ

A. dice que apoya al BarГ§a por Messi y no ha transpirado que le gustarГ­a acontecer piloto. T., que ejerce al completo el tiempo sobre hermana de mГ­ВЎs grande, prefiere el mundo sobre la moda o acontecer peluquera. Marta afirma que no les cortarГЎ las alas y no ha transpirado que siempre respetarГЎ su voluntad, hasta si deciden regresar a Marruecos. “Cuando sean mayores de edad, anteriormente no”, zanja.

Su guerra Actualmente se centra en recuperar a los otros tres hijos sobre las cinco que tuvo con su “verdugo”. AsГ­ describe al marroquГ­ que conociГі en Zaragoza. La de mГ­ВЎs grande serГ­В­a V. y no ha transpirado naciГі en 2006. La continГєan A. desplazГЎndolo hacia el pelo T. El cuarto es el Гєnico caballero, D. A., nacido en 2009. La mГЎs pequeГ±a, D., tendrГЎ Hoy nueve aГ±os de vida. Los tres que le faltan se encuentran en familias sobre acogida en CataluГ±a, Conforme su origen. Lamenta no tener demasiada mГЎs referencia por motivo de que dice que las autoridades se la niegan. No obstante, conoce que la de mГ­ВЎs grande “es patinadora”. Goza de Ahora quince aГ±os de vida.

“Las palizas empezaron cuando naciГі V., le cogiГі celos”, narra entre lГЎgrimas Marta al hablar sobre su ex. “VivГ­amos en la calle Pegaso de Zaragoza, de arrendamiento, asГ­В­ como de la noche a la maГ±ana desmontГі la residencia completa, lo metiГі cualquier en la furgoneta, dijo que en EspaГ±a empezaba la crisis y no ha transpirado que en Marruecos serГ­a la vida mГЎs barata”. Lo que relata de su vivencia allГ­ se asemeja mГЎs a un cautiverio que comprende encierros bajo vГЎlvula. Aun de este modo, logrГі escapar. Estaba embarazada del cuarto y solo pudo llevarse a la mГЎs gran, sobre apenas 3 aГ±os de permanencia.

EscapГі de Marruecos

Reencuentro en El Tarajal

Marta se subiГі a un coche con un amigo “que es como un hermano” y se presentГі en la direcciГіn Superior de PolicГ­a de la urbe autГіnoma con los DNI de las niГ±as que les hizo cuando eran casi bebГ©s y no ha transpirado la partida de defunciГіn del progenitor, segГєn confirman fuentes policiales. Primeramente de regresar, en la comisarГ­a le dijeron por telГ©fono que con eso bastarГ­a para llevГЎrselas a hogar. Pero antes habГ­a que encontrarlas. Fue en la de las naves industriales donde las autoridades espaГ±olas habilitaron Con El Fin De encajar a las menores. Marta tuvo que gritar varias veces sus nombres primero de que se separaran de el resto sobre niГ±os y se fundieran en un abrazo. La PolicГ­a emitiГі un breve comunicado de documentar de el reencuentro.

Esta origen no teme volver a perderlas. Afirma que ya se ha mejores sitios de citas de tatuados ya que en comunicaciГіn con temas Sociales asГ­В­ como que le van an asistir an indagar un colegio de el inminente cursillo. Este miГ©rcoles, A. y T. lucГ­an el igual vestimenta rojo que les comprГі su madre en Ceuta mientras los agentes cumplimentaban el tramite con aviso a la FiscalГ­a sobre Menores. Marta nunca deja ocurrir un minuto desprovisto controlar en quГ© lugar estГЎn las hijas. Cualquier comparecencia le inquieta. Si un coche aparca cerca a donde las niГ±as se encuentran jugando, no le quita ojo inclusive que lo identifica o se marcha.

Ellas parecen ajenas a todo. Son tГ­midas asГ­В­ como a veces caminan cogidas sobre la mano. ActГєan igual que las niГ±as de su perduraciГіn. Piden el mГіvil Con El Fin De ver vГ­deos o se hacen un selfi comiendo un helado de postre desplazГЎndolo hacia el pelo rompen a reГ­r. Su origen las observa orgullosa, dice que son “bravas”. Intenta traducirles lo que estГЎ diciendo sobre ellas “Ay, no me acuerdo cГіmo se dice valiente en ГЎrabe”.

Sản Phẩm Liên Quan